Cómo limpiar tus joyas:

La Plata de Ley puede perder el brillo con el tiempo cuando está expuesta al aire libre. La pérdida de brillo o deslustre es un proceso natural que puede ser lavado. El sudor, los perfumes, las colonias, los productos de limpieza, el cloro, el agua salada entre otros deterioran la calidad de nuestras joyas, por lo que es recomendable que se pulan y limpien regularmente.

Para limpiar tus joyas debes usar siempre agua tibia y jabón (con PH neutro), bicarbonato o con productos específicos para plata siempre utilizando si lo deseas un cepillo suave y secándolas posteriormente con una gamuza.

Las joyas que llevan un baño de oro pueden ser limpiadas con un producto especifico para chapados, en nuestra web podrás encontrarlo ( Argendor ) que es un liquido limpiador de productos de oro, plata y chapados. Para utilizarlo solo se tiene que sumergir la pieza durante unos segundos en el líquido y enjuagar con abundante agua, secar y listo!

El baño de oro puede ir desapareciendo dependiendo de múltiples factores como el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el mismo nivel de PH de la piel de cada persona.

Cómo guardar tus joyas:

Tus joyas deben guardarse siempre lejos de cualquier exposición a la luz solar y lejos de sitios cálidos y húmedos, idealmente en un joyero aunque es preferible que las guarde siempre de manera individual.

No garantizamos que el baño de oro de nuestros modelos dure para siempre. Las piezas bañadas en oro son más delicadas y susceptibles de perder el color con el paso del tiempo.

 

 

 

 

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando asumimos que estás de acuerdo.